Acordeón

Pese a ser un instrumento tan singular, el acordeón es uno de los instrumentos más desconocidos. Se trata de un instrumento musical clasificado como aerófono de teclado. Es decir la emisión del sonido se realiza gracias a la vibración de las lengüetas del teclado. Curiosamente su diseño se obtuvo por imitación a las hojas de los árboles que en ocasiones silban agitadas por el viento.  Y el primer instrumento que se tiene constancia que utiliza este sistema y que es el antecesor del acordeón, se llamaba guimbarda.

Aunque no es uno de los instrumentos más difíciles que existen, es necesario tener o aprender algunas destrezas. Principalmente hay que memorizar cada una de las notas, tanto al abrir como al cerrar el instrumento. Por ello resulta primordial conocer y practicar antes las escalas. Teniendo presente que cada uno de los 20 pliegues del fuelle se encuentran conectados a las dos cajas de madera que van a sus lados y que para realizar un sonido es necesario, mover y abrir este instrumento mientras se presiona algún botón o una combinación de los mismos. Sin olvidar que en la parte lateral izquierda existe también un botón que se acciona con el dedo pulgar para abrir el fuelle sin necesidad de producir sonido. Este botón es usado para mantener el fuelle en el estado adecuado.